Seguinos

Crónica: Maratón Internacional de La Pampa



By  Pablo Di Corrado     22:30    Etiquetas:,, 
Marcos Di Fazio es ingeniero electrónico, tiene 38 años está casado con Andrea y es padre de Lucio (10) y Juliana (4). Nos cuenta su experiencia de este domingo en la trigésima edición de la Maratón Internacional A Pampa Traviesa, en Santa Rosa (La Pampa):

Maratón Internacional de La Pampa

Otra cuarentona, otros 42.195 metros, otro desafío personal, y van…. 4. La cuarta vez que preparo una maratón.

Cómo empezaste a correr?

Todo empezó allá por el 2010 cuando un vecino me dijo:
“-¿che, vamos a correr los 10K de Nike?”
- ¿Que?, estas loco vos. No puedo correr ni el colectivo.
- Dale! es facil.

Y la cosa no paró mas. Luego vinieron otros 10K. Bolivar, otro WeRun, otra vez Bolivar, corriendo al lado de Tinelli, algunas carreras en Pehuajó y la zona. Luego comenzó a rondar la idea de un 21K (Junin 2012), luego otro (Bs As 2012), hasta que hace exactamente un año debutaba como maratonista en la edición 2013 de A Pampa Traviesa. Esa carrera tan mítica, el campeonato Argentino de Maratón, la carrera en la cual el viento es protagonista.


La Previa:

Esta vez me agarraba preparado, habiendo corrido 3, uno se siente experimentado. No digo que la cancherea, pero la cosa es diferente. Ante cualquier conversación entre corredores, tenemos argumentos.

El entrenamiento empezó en febrero. Un plan algo ajustado si se tiene en cuenta que lo ideal para preparar un maratón son entre 12 y 16 semanas. Como excusa, tenía el entrenamiento previo que había hecho para la maratón de Mar del Plata (8 DIC 2013).

La llanura pehuajense, y los solitarios caminos rurales, con su monotonía, dan un agregado al entrenamiento. Además de los músculos, se entrena la mente.  Eso lo pude comprobar con los pocos entrenamientos que realicé en la ciudad de Buenos Aires, allí uno nunca se aburre, siempre hay algo con lo que distraerse. Por otro lado, el aire que se respira en el interior es de muchísima mayor calidad que el porteño.

Hasta que llegó el día. Pehuajó queda a 250km de Santa Rosa. Coordinamos con 2 amigos para ir, metimos todos los bártulos en el coche y partimos. Cada uno con metas diferentes, Fabio sumar una nueva experiencia en 21K, Julio a debutar en la misma distancia, yo a mejorar mi marca en los 42K. Los nervios no se podían ocultar. Tratábamos de hablar de otros temas, pero inevitablemente evocabamos la carrera.

Maratón Internacional de La Pampa

La carrera:

El 13 nos levantamos a las 5:30, la largada era a las 8:00. Desayunamos, y partimos con tiempo a la zona de la largada. La ciudad amaneció muy fría, 3º de temperatura y 0.3º de sensación térmica. Por suerte el temido viento no se hizo presente y todo estaba predispuesto para que sea un gran día.

Largamos. Pensar que entre nosotros, ahí nomás, a pocos metros, estaba el futuro campeón y la futura campeona de maratón. Eramos 1004 almas, de las cuales 181 nos habíamos anotado para los 42K dispuestos a entregar todo. A vencer al viento y al temible circuito.

Y aparece la duda, ¿que hacer? ¿seguir la estrategia a rajatabla de ir a 4’36?, ¿o unirse al grupo que va ahí adelante y que te obliga a ir 5 segundos mas rápido que lo planeado? ¿y si despues nos arrepentimos al final?. La elección fué seguir al grupo. Ibamos a 4’30” pero entre todos combatíamos al viento y juntos rodeamos por primera vez la laguna Don Tomás, el lugar más descampado del circuito. Los kilómetros pasaban y las sensaciones eran de las mejores. La felicidad era plena todavía.

Allá por el kilómetro 15, otra duda. ¿Cuantos de todos estos harán 21K y cuantos 42K? Todavía vamos muy rápido. Asi que empecé a preguntar. Resulta que todos iban por los 21, y el temor empezó, ¡En la segunda vuelta me quedo solo!. Pero no importó, me la jugué, me sentía fuerte. Crucé el arco y efectivamente me quedé casi solo, por allá adelante vi a un corredor de Trenque Lauquen. Un vecino. El también había hecho una primera vuelta muy rápida y venía aflojando, hicimos unos kms juntos hasta que me dijo que siguiera, que lo dejara, me seguía sintiendo fuerte. Aparecieron otros corredores y me acoplé a ellos. Iban rápido pero preferí seguirles el ritmo hasta alcanzar al siguiente, y así iba, saltando de grupo en grupo. Mientras los kms pasaban. 

Maratón Internacional de La Pampa

La gran incertidumbre a esta altura era el muro. ¿aparecerá?. Y cuando estaba por aparecer, ¿quien vino?, un amigo que solo conocía por twitter: Damián Allende (@d3mian). Traía un tranco impresionante, me enganché 3 kilometros con el y pude llegar al 38 con fuerza, lo ví alentar con fuerza a una corredora que empezaba a caminar fruto de un calambre, luego lo dejé partir al notar que su ritmo era bastante superior al mío. Asi que parte de mi logro se lo debo a el. De haber sido de otro modo, mi ritmo venía bajando y me hubiese conformado con las 3 horas 22 minutos que atesoraba desde Rosario 2013. A partir de ahí ya estaba todo dicho. Faltaban solo 4km, manteniendo lo lograba. Era increíble pensar que estaba tan cerca. Y que iba a materializar el objetivo. Llegó el momento de repetir todos los mantras, de acordarse de los entrenamientos, de las horas robadas a la familia, del sacrificio de los madrugones, de enfrentar a la lluvia o a los calores intensos del verano. Tanto esfuerzo tenía que dar sus frutos. Al encarar la última recta, allí estaban los amigos, alentando y gritando NO VAS A AFLOJAR AHORA!!!. Claro que no. No me importaron las ampollas, ni el de las piernas.

Faltaban 2 kms y la soledad era absoluta. Ya @d3mian se había ido. Y no quedaba nadie para alcanzar. La última parte es un desafío a la voluntad, hay que pasar al lado del arco y recorrer 1500mts mas, 750 de ida y otros tantos de vuelta. El retome no llega nunca. Es desesperante. Por allá adelante veo a un corredor caminando. Le grito que está a solo unos pocos metros de lograrlo. Hagamos el esfuerzo. Retomamos y ahí sí, se ve el arco. Todo cambia. No se de donde sale la fuerza. Estoy llegando, Fabio me alcanza la bandera de Pehuajó, la tomo y me la pongo de capa, hago un sprint final, y allí esta, 3 horas 13 minutos 58 segundos. Había entrenado para 3:14:37. MISION CUMPLIDA.

Maratón Internacional de La Pampa



About Pablo Di Corrado

Soy Diseñador Gráfico de la UBA y corredor amateur desde 2008. Maratonista desde Buenos Aires 2011. Me enamoré de la distancia y sueño con recorrer el mundo de maratón en maratón. Mi primer gran objetivo es correr las 6 World Marathon Majors. En 2016 entré por sorteo y corrí el Maratón de New York, en 2017 tuve la misma suerte para el Maratón de Berlín donde clasifiqué con mi tiempo para correr en 2018 en Chicago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Follow by Email

Translate