Seguinos

Crónica: 65k Indomit Bombinhas por Ismael Szkarlatiuk



By  Pablo Di Corrado     9:40    Etiquetas:,, 
En esta oportunidad les comparto mi experiencia de la ultra Indomit, llevada a cabo el 17 de Mayo pasado, en la península de Costa Esmeralda, Santa Catarina, Brasil. Mi elección fue correr la distancia de 65 kilómetros, siendo consciente de que me enfrentaba a las afamadas thrillas o, mejor dicho, senderos en medio de la jungla, con ascensos y descensos de morros y mucha arena. Así que el terreno se presentaba bien variadito y rogaba a Dios que no lloviera porque con barro la competencia se iba a tornar imposible.



Un micro brindado por la organización nos acercó desde Bombas, lugar donde estaba hospedado, hasta el lugar de la largada. Cuando llegamos pasaban justamente por allí los competidores de 84 y 100 Kilómetros que ya habían largado previamente. A muchos se los veía cansados y los nervios comenzaban a apoderarse de nosotros. La largada fue a las 6 de la mañana del sábado y todavía estaba oscuro. Era obligatorio llevar mochila hidratante con distintos elementos de seguridad, entre ellos una linterna. Así que largamos con linterna en mano, con el fresco de la madrugada y con toda la adrenalina de lo que nos esperaba.

A los 3 kilómetros comienza el ascenso al primer morro. Todo estaba planificado: me había preparado un plan de nutrición acorde a las exigencias de la altimetría y los PAS (puestos de asistencia). Sabía que podía llegar a hacer calor e iba preparado para ello. En este sentido la carrera es muy mental y hay que ir monitoreando continuamente las necesidades físicas para no quedarse sin energía y abandonar la prueba. 

El ascenso fue un poco duro pero para mi sorpresa los descensos fueron peores. Debido a mi falta de experiencia en estos contextos mis piernas sufrieron horrores, especialmente mis cuádriceps. Pero como coraje no me faltaba, en los descensos, que en su mayoría eran de 45 grados, me arrojaba prácticamente al vacío, buscando siempre dónde pisar pues había de todo en el camino: barro, arboles caídos en el medio y lo peor: zurcos y pozos que en algunos tramos llegaban a tener un metro de profundidad. El peligro de torcerse un tobillo o lesionarse estaba latente en todo momento y la elección correcta de las zapatillas fue fundamental; estoy agradecido a la gente de ProRun por recomendarme las Puma Nightfox, que me dieron el grip correcto.
 
 
 
Iba llevando bien el ritmo, socializando con amigos brasileños, en un ambiente cordial y ameno... hasta que llegamos a Zimbros, unos 25 km de carrera. En la charla técnica del día previo, nos habían advertido que este lugar iba a ser muy duro, y así fue. También era consciente de los 10 km que nos separaban del siguiente PAS, en medio de la jungla con continuos ascensos y descensos y con el calor aplastante del sol que se filtraba a través de la densa arboleda. De pronto empece a sentir fuertes palpitaciones y tuve que bajar el ritmo y caminar bien despacito para recuperarme. El agua y el isotónico comenzaron a escasear y empece a racionar. En este momento me acorde del consejo de mi nutricionista, de consumir sal pura, para ello me había aprontado en la mochila unos cuantos sobres de sal fina. Eso me ayudo un montón, pero faltaban 5 Km hasta el siguiente puesto de asistencia. Paciencia, y a marchar recuperándome.
 
 
 
Llegando al PAS, me hidraté; calculo que me habré tomado como tres isotónicos y abundante cantidad de agua. De paso me hice chequear por un médico y estaba todo ok. Así que seguí. Lo lindo era llegar a los PAS y reencontrarme con colegas que había perdido en el camino.Las playas, muchas de ellas prácticamente vacías, eran ahora otro de los escenario dignos de fascinación.

Durante los últimos 5 km de la carrera, mis piernas empezaban a flaquear y el cansancio muscular se sentía cada vez más. Me sorprendió que no sufrí ningún calambre. Las calzas y las medias de compresión fueron de mucha ayuda, no sólo para mejorar la circulación de la sangre sino también para cubrirme de la agresividad del terreno.

Finalmente llegué después de 11 horas de carrera, una hora después de un amigo brasileño que hizo podio. Feliz y con la misión cumplida.

Quiero agradecer el apoyo de Susana Segurel y el equipo de Sergio Siadore por todo. Gracias!
 
 
Pueden seguir las aventuras de Ismael en su blog:
http://atletismoyaventura.blogspot.com.ar/

Gracias Ismael por compartir tu experiencia con nosotros!!

About Pablo Di Corrado

Soy Diseñador Gráfico de la UBA y corredor amateur desde 2008. Maratonista desde Buenos Aires 2011. Me enamoré de la distancia y sueño con recorrer el mundo de maratón en maratón. Mi primer gran objetivo es correr las 6 World Marathon Majors. En 2016 entré por sorteo y corrí el Maratón de New York, en 2017 tuve la misma suerte para el Maratón de Berlín donde clasifiqué con mi tiempo para correr en 2018 en Chicago.

1 comentario:

  1. FELICITACIONES ISMAEL!!!!!!!!! sabía que lograrías tu GRAN objetivo y pasarías el mejor cumpleaños de todos disfrutando del deporte y la aventura!

    ResponderEliminar


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Follow by Email

Translate