Seguinos

Escoliosis y Una espalda Sana (por Diego Santoro)



By  Pablo Di Corrado     12:00    Etiquetas:,, 


La postura que adoptemos en nuestro día a día tiene mucho que ver a la hora de conseguir una espalda sana, pero no siempre sabemos las causas de algunos trastornos que aparecen en esta parte del cuerpo. En esta ocasión nos vamos a detener en la escoliosis, un trastorno muy habitual pero que puede darnos muchos problemas.

Normalmente la escoliosis aparece a temprana edad, ya que se trata de una desviación de la columna. Existen diferentes grados del mismo, y por ello puede afectarnos en mayor o en menor medida, puesto que en muchos casos la curvatura no será tan elevada por lo que apenas tendré repercusión en nuestra salud y bienestar. En otros casos al estar muy curvada la columna la repercusión que tendrá sobre el cuerpo puede ir desde el dolor de espalda hasta el incorrecto funcionamiento de algunos órganos como los pulmones, el corazón… En estos casos más extremos normalmente será necesario recurrir a la cirugía para devolver a la columna su estado normal. Para el resto simplemente debemos seguir una serie de puntos para evitar que este mal vaya a peor.

Es cierto que la escoliosis es un problema que afecta a la columna vertebral y a su alineación, pero en nuestras manos está hacer que ese problema no vaya a más y que se quede solo en algo que está ahí pero que no afecta en absoluto a nuestra vida. Por desgracia el ritmo de vida que llevamos, las malas posturas, las costumbres nefastas… hacen que la columna vertebral se sienta afectada. Es necesario que cambiemos los hábitos que afectan a nuestra columna, pues la escoliosis, una vez que la padecemos, puede ir a más si no tenemos cuidado.

Fortalecer la espalda para mejorar la escoliosis


En primer lugar nos vamos a detener en lo importante que es fortalecer la zona afectada para evitar que la escoliosis aumente y que nos dé más problemas a largo plazo. Para ello el ejercicio físico será un perfecto aliado, sobre todo en lo que a fortalecimiento muscular se refiere. Para ello tenemos diferentes alternativas. Una es la ejecución de ejercicios con cargas que nos ayudarán a fortalecer los músculos que sustentan la columna vertebral y que permitirán mantenerla en su posición evitando que nos duela. Es importante que mantengamos una musculatura fuerte para frenar así que la escoliosis vaya a más.

Natación


La natación es otro tipo de actividad que nos ayudará a conseguir aliviar tensiones de la espalda, ya que durante todo el ejercicio lo que haremos será mantener el cuerpo totalmente estirado, evitando la sobrecarga en diferentes partes, al igual que lograremos evadir las tensiones que se generan en determinadas partes, como suele ser la espalda o la columna. A esto no hay que sumarle que la natación también ayuda a fortalecer los músculos que forman la espalda, ayudando así a evitar problemas en la misma.

Mantener una correcta higiene postural


Mantener una correcta higiene postural es otro punto básico que no debemos pasar por alto a la hora de evitar problemas derivados de la escoliosis, y es que es fundamental que no focalicemos ningún tipo de tensión en la parte afectada. Para ello cuidaremos la posición que vamos adoptar en nuestras acciones cotidianas para así evitar producirnos daño. Cuidar que la espalda esté lo más recta y relajada posible es ideal si lo que queremos es evitar hacer que el dolor y el problema aumenten progresivamente.

El uso de tacos, además de seguir una correcta higiene postural es algo a tener en cuenta, y es que los tacos pueden hacer que se empeore el problema y el dolor aumente en esta parte del cuerpo. Lo ideal es utilizar tacos de unos tres centímetros para así evitar desplazar el centro de gravedad del cuerpo y hacer que sea la columna la que se vea afectada.

About Pablo Di Corrado

Soy Diseñador Gráfico de la UBA y corredor amateur desde 2008. Maratonista desde Buenos Aires 2011. Me enamoré de la distancia y sueño con recorrer el mundo de maratón en maratón. Mi primer gran objetivo es correr las 6 World Marathon Majors. En 2016 entré por sorteo y corrí el Maratón de New York, en 2017 tuve la misma suerte para el Maratón de Berlín donde clasifiqué con mi tiempo para correr en 2018 en Chicago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Follow by Email

Translate