Seguinos
HAY QUE PENSAR BIEN LO QUE SE DESEA, PORQUE SE CUMPLE (Y HAY QUE PONERLO TODO PARA QUE ASÍ SEA…).

Maratón de Frankfurt


En la época en que Josep me presentó a Deguitu y coincidíamos entrenando en la Ciutadella, ella corrió la Marató de Barcelona en 2h48’. Recuerdo que no tuvo que empujarme mucho para que se me metiera ese crono en la cabeza.
Yo estaba metido en plena preparación para Trailwalker y el objetivo quedaba suficientemente lejos como para no parecerme enorme. Sabemos que la distancia cambia la perspectiva de las cosas, y eso, a veces, ayuda. Encima, los kilómetros y kilómetros que íbamos sumando en esa preparación me hacían pasar de la fuerza al envalentonamiento con una facilidad que rozaba lo temerario.
Así quedó fijado el objetivo.
La boquita hizo el resto. Empecé a comentarlo con mis compañeros de equipo, y, de tanto repetirlo, se hizo verdad.
Así sellé el compromiso.
Cuando Josep me propuso ir a correr a Frankfurt Marathon me encantó la idea. Estar con él siempre es un gusto, aprendo y me siento motivado. Luego, cuando supe que el grupo sería Ke Lly, Barb Fc, Judith, Josep y Víctor, tuve claro que esta era la ocasión, y que el éxito estaba asegurado porque, pasase lo pasase en la carrera, en lo humano ya había ganado.
Y así marqué la fecha en el calendario: 25 de Octubre de 2015.


A medida que iba pasando el tiempo y cambiaba la perspectiva, no voy a ocultar que tuve muchos momentos “¿dónde me he metido?”, pero como desde el principio he sentido el total apoyo de mis compañeros de equipo, no quedaron demasiados espacios donde cupiera la duda. El resultado no lo sabría hasta cruzar la meta, pero el trabajo para conseguirlo iba a hacerlo. Ya vería cómo, pero iba a hacerlo.
Tras una recuperación lenta, después de una dura (pero imborrable) prueba como fueron los 100k de la Trailwalker, prácticamente dos meses donde no encontraba la fuerza, ni física ni mental, y en que incluso me vi forzado a abandonar en alguna carrera, tuve un punto de inflexión y me paré para decirme a mi mismo que, o cambiaba algunas cosas o no llegaría. Quedaba tiempo suficiente, pero tenía que sacarme de encima las malas sensaciones que arrastraba. Así que decidí dejar la anarquía que hasta entonces guiaba mis entrenos y pasar a tener algún tipo de plan.
Me adapté a la preparación que llevaba Josep, o, más bien, adapté su preparación a mis ritmos. Diría que fuimos sinérgicos incluso con las lesiones. Y fue excelente, con su motivación y sus ánimos, no tardó en volver la fuerza.
Luego en la Ciutadella, la cocina donde se elaboran los mejores platos, empecé a coincidir con Juanma Alvarez Ramos, y no tardamos en acordar un plan de 8 semanas de preparación con 6 días de entreno por semana. Si bien mareaba un poco sólo de leerlo, día a día, entreno a entreno, iba sintiendo que me acercaba. Los entrenos los iba cumpliendo a rajatabla y las cursas salían cada vez mejor, hasta llegar a correr los 10k de Correbarri en 35’45”, MMP. Estaba en el buen camino.
El test de Gavela me puso en un lugar de poder desde el que afrontar la maratón con confianza. 2h46’ como marca posible y 2h48’ como marca probable. ¿Sería así?
Es entonces cuando uno tiende a mirar hacia el más positivo de los resultados, pero me daba cierto vértigo.
Intenté aislarme de los nervios y no quedarme revolcándome en sus síntomas. Molestias varias, malestares, mocos en la garganta,… No, Hernán, no! Déjalos que se vayan, no los necesitas para nada ahora!
Víctor Díaz me planificó la alimentación para que los depósitos llegaran llenos.
Reuniones para montar la logística, mapas, isotónicas, geles. Metros, autobuses, tranvías. Que no nos falte de nada.
Saber que iba a correr los primeros 21k junto a Josep me tranquilizaba. Sabía que él buscaba marca y que nuestros ritmos coincidían entonces.
El sábado pisamos por primera vez el Festhalle, el pabellón donde está situado el arco de llegada de la maratón. Impresionante, majestuoso. Me quedé un rato sin palabras, mirando la cúpula, la iluminación e intentando visualizar mi llegada. Nervios, sí. Muchos nervios.



Abusamos del paseo por la feria y por la Pasta Party y llegamos al hotel cansados. No es lo más indicado el día previo a una maratón. Pero dormí bien.
Amanecimos y luego desayunamos todos en la misma habitación. Judith, Barb y KeLly aparecieron con pelucas, megáfono y accesorios al más puro estilo Cheerleader. Una maravilla, un auténtico lujo, un grupo de animación enorme, el más grande de todos!
Repartimos las botellas con los líquidos que debían darnos en los puntos kilométricos que habíamos decidido: el 7, el 14, el 21, el 28 y el 36. Aquí quiero agradecer la tremenda generosidad de Víctor, que priorizó desde el primer momento mi objetivo poniéndolo incluso por delante de sus necesidades. (Amic, aquests gests no tenen dimensió).
No era sencillo, éramos 3 corredores, a diferentes ritmos, así que iban a tener que currárselo mucho y, además, deberíamos tener suerte con los transportes. Ya sabemos cómo afecta una maratón a la movilidad de una ciudad, y ésta no la conocíamos.
Y ahí estábamos, dejando nuestras cosas en el guardarropas y trotando por el hall del pabellón, a escasos minutos de que se diera la salida. Más nervios, sí. Muchos más nervios.
El día era perfecto. 8 grados, nublado, sin viento. Situados en el primer cajón, nos abrazamos los tres, Víctor, Josep y yo, deseándonos suerte y cabeza.
Salida multitudinaria, donde había que estar muy atento con los codos ajenos y defender muy bien tu lugar. En seguida estaba junto a Josep recorriendo los primeros metros a un ritmo algo fuerte, ya que salimos con corredores muy rápidos. Tardamos unos dos kilómetros en encontrar nuestro ritmo y recién ahí pude preguntarme cómo me encontraba. Bien, estaba muy bien. Seguimos así, un poco por debajo de ritmo previsto, y alucinando con la cantidad de recortadores. Había curvas donde éramos los únicos que seguíamos la cuerda. Así, literalmente. Nunca he visto nada igual. Incluso diría que, en algún momento, gente del público aplaudía al ver nuestras quejas. Pero esto último también puede que me lo pareciera sólo a mi.
Pasamos los primeros 5k en 19’51”, aún por debajo de lo previsto. Yo me estaba sintiendo fuerte y me costaba frenarme, pero hay que hacerlo. Las bofetadas en una maratón son tremendas y corres el riesgo de no recuperarte del aturdimiento. Suerte que iba con alguien que tiene mucha cabeza.
Llegamos al 7 y ahí estaban las Fisiogirls, guapas, radiantes, sonrientes. Cogí mi botella y continué. Esas iban a ser mis “mini-metas”, mi objetivo fragmentado. Cada vez que las viera, sabía que me quedaban sólo 7 kilómetros hasta volver a verlas.
En el 8, empiezo a buscar a Josep con la mirada. Se había retrasado un poco y yo no quería seguir girándome ni bajar mi ritmo. Me agobiaba, así que decidí que desde ahí iría solo y pasar el kilómetro 10 en 39’51 (20’00” como parcial). El 14 estaba cerca y allí tendría el apoyo de Judith, Barb y KeLly.
Tras un “pis-stop”, vuelvo a encontrarme durante unos metros con Josep, que va fuerte hacia su objetivo de conseguir marca en media maratón. Pero vuelvo a separarme un poco. Sigo con fuerza y con el coco intacto. Es momento de empezar a arriesgar y decido que ya no voy a bajar el ritmo, que voy a llegar a la meta corriendo así y paso por el 15 en 59’34” (parcial de 19’43”), por el 20 en 1h19’50” (20’16”) y, tras asistir a un sprint im-pre-sio-nan-te de Josep, cruzo la alfombrilla de la media en 1h24’06”
Aquí es donde el factor suerte (que ya teníamos en cuanta) me juega una mala pasada y no encuentro al grupo de apoyo. Da igual, tira, tira que estás bien. Llevaba algún gel conmigo y podía usar los avituallamientos oficiales.




Llegué al 25 en 1h39’42” (19’52”) y empecé a sentirme solo. Hacía rato que habíamos dejado atrás el núcleo urbano y entrado en una zona de urbanizaciones. Muchos tramos de carretera entre arboledas, así que aproveché para un segundo “pis-stop” (prometo que fue el último). Empecé a necesitar la cabeza y fui buscando grupos en los que esconderme un rato. Pero no sé hacerlo, así que yo seguía avanzando, saltando de grupo en grupo, porque no encontraba a nadie con mi ritmo, y correr a ritmo de otro me desconcentraba. Cabeza Hernán, cabeza!
Segundo chasco en el 28. Las chicas no están, no habrán podido combinar bien el transporte. Ya no me da tan igual como en el punto anterior, porque tenía en mente estos dos puntos como claves.
Llego al 30 en 1h19’56 (19’34”), y me agarro de los datos del reloj, que me dicen que sigo bien, a pesar de que mis sensaciones ya llevan un rato diciéndome lo contrario. Comienzo a mirarme insistentemente el antebrazo izquierdo, donde me escribí un “corre, corre mucho” que me animó Rafa Pérez el día antes y un “‪#‎VaPorTi‬” (Dídac) que siempre llevo en mente. Y así iba gestionando lo que me estaba pasando en esos momentos. Unos metros, antebrazo; unos metros, antebrazo… Llego a ver a Josep en el 31 y no alcanzo siquiera a contestarle. Sigo mirando fijamente el asfalto, voy sufriendo. Me digo que, si llego a meta bajando de 2h56 ya estará bien.
Veo la alfombrilla del 35 y la puedo pasar en 2h19’24” (20’08”) El “queda poco” se convierte en “queda mucho”, y entro en el tramo que se me hizo más largo. Parecía interminable. Habíamos vuelto al núcleo urbano, pero me costaba enterarme de los aplausos y ánimos del público. Sólo asfalto y adoquines; cansancio y dolor. Vuelvo a hacerme terapia con los datos del reloj. Aunque algo más lento, los parciales siguen siendo buenos. La pregunta entonces es si aguantaría o no. 6, 5, 4 kilómetros me parecían una barbaridad y toco fondo en el 40, en un parcial de 20’11” que hace que pase en 2h39’35”. Ahora no puedes dejarlo, tío, NO PUEDES DEJARLO! Tantos meses de trabajo, de ilusiones; tantas muestras de cariño y tanto apoyo. Ruben Jimenez pidiéndome que recordara Barcelona…Todo eso tiene sentido ahora. Es eso lo que te hace sacar fuerzas donde pareciera que ya no las hay. Eso y la providencia. Y la providencia es que en ese instante estuviera Josep entre el público y saltara para tirar de mi. Lo primero que me dijo es: “Ya ho tens, això és per a tota la vida!”. Me hizo correr a un ritmo de 3’35”, que sería mi ritmo en una 10k, y lo estaba haciendo en el 41! Y os prometo que estuve a punto de decirle que frenara, que me frenara, que no aguantaba. Pero otra vez me dice algo: “500 metres, Hernán, 500 metres!” y ahí me arrancó todo lo que me quedaba; y me arrancó innumerables llantos y gemidos de dolor. Había negociado durante la carrera con algunos dolores, y levantado de la mesa sin aceptar ninguna de sus condiciones. Pero este dolor era distinto, no estaba en ninguna parte del cuerpo: me dolía la emoción. La emoción de estar consiguiéndolo; la emoción de estar sintiendo que con esfuerzo, o con mucho esfuerzo, se logran cosas que parecieron en algún momento inalcanzables; que con el apoyo y el amor de los que te rodean, se superan situaciones que uno creía insuperables. Adelantamos corredores que se sorprenden de mis gemidos y del ritmo; chocamos manos con el público y, tras una curva, con toda esta metáfora rondando mi cabeza, entro en un soberbio Festhale, entre luces, aplausos, ánimos, speaker,… Y con toda la emoción e incluso con el dolor de la emoción, cruzo la meta en 2h48’07.
Luego llegas al hotel, conectas el wi-fi, y te das cuenta del cariñoso seguimiento de la carrera que han hecho tus compañeros en la distancia, pero tan cerca.
Cuidado con lo que deseas. Puede que tengas que esforzarte muchísimo para que, entonces, suceda.




Gracias Josep, Víctor, Barb, KeLly, Judith por estar ahí. Enormes enhorabuenas, Josep, per la teva MMP en mitja marató, tant currada, i Víctor, per saber llegir sempre tant perfectament l'estat de les coses. Sou admirables.
Y gracias a todos los que, de una u otra forma, habéis seguido este reto.
Y gracias, claro, por leeros el tostón
La Asociación Civil de Carreras y Maratones Ñandú, organizadora de la Media Maratón y Maratón de Buenos Aires, continúa inscribiendo para participar de la primera edición del 1/4 y 1/8 Maratón de Buenos Aires PERSONAL 2015 que se realizará el próximo domingo 8 de noviembre en el partido bonaerense de Vicente López.



La carrera comenzará a las 9  horas con largada y llegada en la Avenida Vito Dumas 1201 (esquina Roca) en el partido de Vicente López, Buenos Aires Y tendrá dos distancias, una de 10.5K y otra de 5.2K.

Ambas carreras cuentan con el sponsoreo de Personal, adidas, Clarín, Arnet, Gatorade, AXION energy, Garmin, Sierra de los Padres, Emergencias, Play Patagonia, Dole y Basani.

La carrera tiene el auspicio de la Municipalidad de Vicente López (“Vivamos Vicente López”) que la declaro de interés municipal. Además, ambas carreras fueron declaradas de interés cultural y deportivo por el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación. La fiscalización está a cargo de la Federación Atlética Metropolitana (FAM).

Como parte de los festejos por sus 70 años y de su compromiso con la difusión de las actividades deportivas, Clarín, es Media sponsor de esta competición.

Con el esfuerzo y la superación como pilares del desempeño deportivo, Personal apoya esta iniciativa que impulsa al deporte, tanto amateur como profesional, como vector de la sociedad y espacio de interacción socio-cultural.  

Garmin Argentina acompaña a esta carrera y a todos los deportistas brindándoles la máxima tecnología al servicio del deporte.

EXPO ¼ MARATÓN DE BUENOS AIRES PERSONAL 2015

6 y 7 de noviembre en el Running Park ubicado en Laprida 150, Vicente López, Buenos Aires.

MAPA DEL RECORRIDO



Más información en:

Facebook: /Maratón de Buenos Aires (Grupo Oficial)
                /21Km Buenos Aires (Grupo Oficial)
                /1/4 Maratón de Buenos Aires

Twitter: @bamaraton 

A partir de la inauguración del Nike Buenos Aires, la marca ofrece a todos los corredores la oportunidad de participar de la experiencia única de NRC, una plataforma de entrenamiento novedosa que se adapta a las necesidades e intereses de cada individuo.

 
En los últimos años, el running se ha impuesto como una de las actividades preferidas de los argentinos, quienes han encontrado en NRC, una experiencia ideal ya que ofrece sesiones de entrenamiento destinados tanto a principiantes como a corredores avanzados.
Este espacio permite a los corredores formar parte de un trabajo grupal, donde los Pacers -individuos instruidos que acompañan al grupo- guían y motivan a los corredores a lo largo de la sesión ofreciendo un entrenamiento personalizado según la performance de cada uno.
Para todas aquellas personas que deseen participar de las sesiones, la experiencia Nike Run Club inicia a través del siguiente link: nike.com/buenosaires  donde van a poder inscribirse y elegir el plan que más se adapte a sus deseos.
El programa cuenta con diferentes sesiones de entrenamiento a desarrollarse los días lunes, miércoles y jueves a las 19.30 horas. Los recorridos comienzan en el Nike Buenos Aires en Alto Palermo, donde los corredores disponen de lockers para dejar sus pertenencias, y las sesiones varían según el día: la actividad durante el lunes “Ready, set, go” se orienta a los corredores principiantes, destacándose las distancias cortas y los diferentes ritmos individuales; el miércoles “Speed Run” el trabajo está focalizado en velocidad incluyendo pasadas; y finalmente, los jueves se realiza el “Home Run”, donde los participantes son invitados a concurrir con un amigo con el objetivo de orientar la actividad sea más grupal y ofrecerles la posibilidad de recorrer una mayor cantidad de kilómetros, de acuerdo a la performance actual y la deseada.
Además, a partir del 31 de octubre, los Nike Run Clubs suman un día más de entrenamiento, denominado Long Run, en referencia a las largas distancias que se recorrerán, de modo de poder abarcar a todos los tipos de corredores.
El punto de encuentro de todos aquellos que deciden entrenar en el NRC es el Nike Buenos Aires. Este local cuenta con profesional capacitado para guiar al atleta en la elección del calzado correcto; según sus objetivos, su tipo de pisada, su estructura física y la distancia recorrida. Además, la marca complementa este servicio con la aplicación Nike+, un programa destinado a mejorar la experiencia del corredor al fusionar los diferentes planes de entrenamiento, con el seguimiento de las metas propuestas y la oferta de música específica para acompañar la actividad.

Hoy a tan sólo 24 hs de haber corrido la maraton de Chicago y a 13 días de haber corrido la maraton de Berlin, puedo contarles que son 2 experiencias inigualables poder estar ahí corriendolas. Desde cruzar el Atlántico hasta cruzar casi toda América son viajes largos, pero valen la pena y mucho!!!!!




Primero en ambas, la noche anterior, no pude dormir bien, de la ansiedad y repasando el plan de carrera, que llevaría con c/u de mis alumnos en la carrera, ya que eran distintos (Berlin, Sandra/ Chicago, Marcelo).

En ambas exposiciones la adrenalina es grande, ir a retirar el número de corredor, las fotos y ademas poder ver lo último en zapatillas, indumentaria, suplementos deportivos y desde ya la tecnología tanto en GPS, como poder probar los autos (BMW en berlin, como el nuevo 225 Garmin Chicago) son esos privilegios que podes darte en las expo.




Ya el dia Sabado almorzando y cenando hidratos y mucho líquido, (para tener el cuerpo bien hidratado), para el gran desgaste q se vendría al día siguiente, llegar al hotel y revizar el equipo, desde las zapatillas con el chip, geles, carga de mi 920 xt, gorra, lentes, camara virb completa, calzas, pantorrilleras, todo el equipo OK.

Domingo despertar a las 5:30 am, (para poner la vaselina en axilas y entre piernas x el calor) desayunar y vestirme.
En estos momento siempre, siempre siento que soy un privilegiado de encontrar tanta gente que haga lo mismo, correr x superarse a uno mismo, sentir la adrenalina de la cuenta regresiva, es algo q todavía me produce felicidad como la 1era vez, valga aclarar qur la experiencia cuenta y ya a esta altura, los nervios no están. Además les brindo la confianza a mis alumnos de q vamos a disfrutar y sacarles el nerviosismo de lo que van a correr.

Se largo la maraton, en ambos caso tardamos más de 18' en pasar x el arco de Largada, bastante gente había, los km empiezan a pasar de a poco, hasta encontrar el ritmo adecuado, siempre salgo un poco mas lento, para poder después apurar el paso, para poder ir al ritmo que marcamos.

Los 21 km pasamos en el ritmo planeado, la gente alienta de la misma manera, km a km, no se nota la diferencia, siempre me pregunto hasta cuando se queda la gente ahí gritandote a vos, que sos un don nadie, pero con la pasión q lo hacen, es como si fuera un tío o primo (dato importante tener el nombre en la remera y al frente, para q te lo puedan leery te griten). Los puestos de Agua y Gatorade no los salteamos y vamos alternando, vamos tomando los geles y ya estamos en ritmo de carrera perfecto.

Se acerca el mítico muro de los 28 o 30 km, seguimos corriendo de maravilla y aca hago un alto, Todo depende como hayas entrenado para que esta parte de la carrera sea hermosa, la disfrutes o te preguntes Quien me mando a correr? Que estoy haciendo aca? A cuanto estará mi hotel? Y Gaby que me da conversación y yo no tengo aliento!!!!!!
A esta altura la gente comienza a caminar y depende como hayas entrenado (en Chicago nos pasó q lamentablemente el estar parados 2 meses x una lesión de otro deporte, nos cobro en el km 33 una caminata larga) mientras que en Berlín pasábamos a mucha gente que se quedaba y eso nos motivaba mucho más, hasta comenzaba a fantasear los tiempos de llegada y eran muy buenos.


Km 40 y la adrenalina de saber que ya terminaba esta Maraton, aumentaba y en ambos caso el ritmo comenzó a ser muy bueno, nos unimos mucho más y nos dábamos energía 1 al otro, recordar cada fondo, cada entrenamiento y cada momento vivido, se nos acercaba la llegada en Berlín la puerta de Brademburgo y 300 mts más y  en Chicago un pequeño puente con un falso llano y la llegada, en las 2 situaciones los gritos del público, la organización nombrandonos x parlantes, la música al máximo, es algo único, ver el reloj que marca el final de la Maraton para nosotros y llegar con los brazos en altos y de ahí abrazarnos una vez pasado el arco, es algo Mágico, no importa el tiempo, solo el abrazo y la emoción de sentirlos, es algo único que sólo lo vive alguien que acompaña durante toda la carrera.  Es una situación impensada, ese abrazo es como si hubiéramos sido 1 persona, la emotividad de lograrlo.


Nuestras medallas son iguales al 1ero y al último, el esfuerzo es distinto, la emoción igual y en cada km recorrido, se guarda miles de anécdotas, solo nosotros 2 sabemos lo q vivimos durante estos 42 km, mucha gente corre, pero mucha 45000 en ambas carreras, pero las historia que vivimos en estas Maratones son únicas y mágicas, por eso digo que soy un Agraciado de poder estar ahí y abrazarlos y correr con uds.

Para ambos alumnos mis respetos por lograr tener esa medalla que vale mucho, pero mucho, xq no sólo son los 42 km de ese día, sino cada entrenamiento, cada fondo, con viento, frio, calor y a veces llovizna, MIS FELICITACIONES!!!!!

Ahora me preparo para dentro de 20 días correr mi  8 Maraton en NY y mi maraton número 25, con otro alumno que me llevará a recorrer miles y millones de sensaciones distintas.


Gabriel SZKOLNIK
Volver a New York, pero desde otro lugar… En el 2012 me anoté para correr los 21K de NYC, mi primer carrera internacional. 
Recuerdo que hacía apenas 2 años que empezaba a correr y correrla fue muy especial. Hoy, 3 años después, vuelvo a NYC pero a correr los 42K. Y con cambios, no solo en la preparación que le puse en aquel momento, sino con otro crecimiento desde lo deportivo, aprendiendo nuevos conceptos para “crecer”. 



Me acuerdo que cuando estaba por viajar a correr los 21K, me sentía débil. Claro! Yo corría como Forrest Gump pero no me hacía chequeos médicos, no tenía un plan de entrenamiento, mi foco era encontrar una calle, ponerme las zapatillas y correr. Mi música era mi motor y ya con eso estaba feliz. Pero a medida que fueron pasando los años, quise aprender a correr mejor y para mi aprender no es solo bajar tiempos en mis carreras, sino también, prepararme de otra manera: cuidarme a nivel físico, a nivel mental y una buena carrea es terminar con estos puntos bien hechos. Para mí eso es hacer una buena carrera. No soy de las que se queman en una carrera y después están dos meses metidos en un kinesiólogo… para qué? Con que sentido? Si no quiero frenar, si amo correr, porque voy a lastimarme?. Pienso que lograr una buena marca es hacer la previa de la carrera de la manera esperada y deseada. Por eso, para esta maratón de NYC busco eso. Fui cambiando mi objetivo de lo que buscaba. Al correr en enero la maratón de Miami y hacer una buena marca, me empecine en seguir bajando tiempo….pero entendí que NYC no es el lugar para esto o no es MI momento. 

Me costó entenderlo, soy de las que piensa que “nada es imposible si uno quiere” pero mi coach se focalizo en que entendiera algo. Me acuerdo que me dijo “no podes entrenar y competir a la misma velocidad…vas a tener que salir de la zona de confort”….No entendía que quería decirme, pero a medida que fui haciendo el plan entendí: él quería mostrarme que los avances se hacen de manera progresiva….no en 5 meses! Me costó muchísimo, me enoje mucho, me embole mucho haciendo fondos despacio, pero si esto me sirve para mejorar, si esto es una inversión a futuro para si bajar marcas, bienvenido sea! Tengo que aprender y calmar ansiedades. Hoy voy a eso a NYC, a disfrutarla, a volver a ver esos edificios inmensos, a sentir el calor de la gente cuando te aplaude y te alienta, a pasarla bien. Y por supuesto, a tomar esta carrera como un proceso de crecimiento para mí. Cada maratón es un premio ganado a nivel emocional. Son recuerdos que nadie te quita!
Creo que es el sueño de cualquier amante de los 42K, poder participar en una de estas carreras, compartiendo el recorrido con los mejores del planeta.
Para mi fue una verdadera sorpresa, allá por el mes de marzo me pre-inscribí sin grandes expectativas en el sorteo de plazas para Chicago Maratón, y el 28 de Abril cuando me confirmaron no lo podía creer!!!!, este 2015 ya había corrido el desafío Dopey en Disney (correr en 4 días seguidos, 5K, 10K, 21K y 42K) y en Mayo tenia los 42K de mi querida
Córdoba.
Fueron meses duros de entrenamientos para correr la tercera 42 en 10 meses, esta vez además de los controles médicos, complemente el entrenamiento de fondo con trabajo funcional en el gimnasio Kinesiofit, con la gran ayuda de los profes Martin y Yiyo, ellos siempre me dijeron que cuando las piernas digan basta otros segmentos corporales darían la ayuda necesaria para cruzar la meta.... y debo decirles que tenían razón!!!!


Maratón Chicago 2015



Ahora vamos a Chicago, como siempre acompañado de mi “team” compuesto por esposa e hijas que me apoyan en esta locura, llegue a la Ciudad de los Vientos dos días antes, y desde el aeropuerto me di cuenta que estaban preparando algo especial, toda la gente preguntaba si venia a la carrera y te felicitaban de antemano. Esta ciudad es perfecta, y todo esta reparado para el corredor.
La expo es la mas grande que vi en mi vida, las principales marcas exponen sus modelos top y también tienen ofertas de productos que lamentablemente no se consiguen mas en Argentina, la acreditación fue cuestión de minutos, así que con el numero y la remera recorrimos detalladamente cada stand. Comidas, geles, barras, masajes, ropa, zapatillas, autos, miles de maratones por el mundo.... todo en un mismo lugar.



El domingo temprano 06:00 salimos rumbo al sector de largada en el Grand Park, ya en la estación de subte había corredores con su bolsito esperando el medio de transporte que nos llevaría al corral designado.
Al llegar al parque no podía creer la multitud que venia, busque inmediatamente la entrada 2 y despedí con un gran abrazo y beso a cada una de mis reinas, caminando solo me decía “que hago acá?” esto es demasiado para mi, me llamo la atención el control exhaustivo de cada corredor con detectores de metales y todo, se nota que después del atentado de Boston algo ha cambiado en esto.
Obvio que para llegar al corral “C” pase por puestos de agua, gomitas gatorade y baños químicos sin espera.
Llego el momento del himno, el respeto de los visitantes y la pasión de los locales, y la largada con una bocina.... a correr!, desde donde yo estaba tarde cerca de 8 minutos en cruzar la línea de salida y desde allí nunca mas estuve solo, si te distraías viendo un edificio seguro te chocabas con alguien.... que multitud!!!!


Maratón Chicago 2015



El recorrido es muy pintoresco, pasando por los puentes que cortan el rio Chicago, Lincoln Park, Old Town, United Center (la casa de los Bulls – NBA), y Chinatown entre otros, con 20 puestos de hidratación de unos 200 metros cada uno entre Gatorade, Agua, Médicos, y baños químicos, la asistencia es perfecta en todo sentido, los voluntarios no solo dan el vaso sino que alientan a cada uno. Extraoficialmente se dice que había cerca de 2 millones de espectadores, algunos con su sillita y café en mano solo aplauden y otros
ofrecen sus obsequios a cualquiera, desde “choque los 5”, abrazos, pañuelos descartables hasta Cerveza helada!!!!, lo que mas me llamo la atención fueron las familias, papa y mama explicando a sus niños lo que estaban viendo.
La carrera tenia alerta amarilla con respecto al clima, calor y humedad moderado a alto, recomendaban en cada puesto hidratarse, y se sintió en los últimos kilómetros.
En lo personal, llegue a Chicago con dolores de rodilla y la noche anterior un calambre y contractura en el gemelo derecho, lo que hicieron que cambie mi estrategia de carrera y reserve piernas por las dudas, por suerte corrí con la camiseta Argentina y cada grito de la gente me hicieron olvidar las molestias, llevo 11 maratones, pero esta fue especial, fueron 42 mil metros para disfrutar, llorar, reír, emocionarse, jugar, rezar, agradecer, recordar a mi familia que quedo en casa, a mis amigos del trabajo que me apoyaron siempre, a mis amigos de trote.... y en la penúltima curva cuando mi cuerpo decía basta... veo a mi esposa e hijas que me estaban alentando, fueron los 194 metros mas felices de mi vida, le dije gracias a Dios por regalarme tanto, sentí que flote hasta cruzar la meta.


Maratón Chicago 2015




De allí a pasar por los 300 metros de control medico, mantas y otra vez los regalos!!! Batidos proteicos, fruta, cereales, barras, agua, gatorade, hielo, esponjas.... y cerveza local (muy espesa que no pude tomar), caminar unos 1500 metros mas y llegar al parque donde había música en vivo y podías encontrarte con tu familia.
Otra vez las lagrimas cuando las veo, los abrazos, los agradecimientos de mi parte y el saber que este premio es lo mas grande que puede tener una Maratón.
Todavía retumban en mis oídos los gritos de la gente, las imágenes de los lugares por donde paso la carrera que recién vi los días siguientes, gracias a una línea punteada azul que esta marcada en todo el recorrido en las calles.
Otra mas, mi numero 11, mi primera de “World Marathon Majors Series”... y no la
ultima!!!!


Mizuno, la marca experta en tecnología de indumentaria y calzado para running, realizará por tercer año consecutivo la 21K Mizuno Half Marathon de Buenos Aires, que se llevará a cabo el domingo 1 de noviembre en Vicente López.

21k Mizuno 2015

Bajo el concepto “It’s runderful”, Mizuno invita a vivir lo maravilloso del running. Correr no es sólo correr, es un estilo de vida, una experiencia que implica encontrarse con uno mismo y un momento especial para disfrutar de todo lo que nos rodea. Es por esto que Buenos Aires forma parte del circuito de carreras 21K Mizuno Half Marathon que atraviesan diversas ciudades de Brasil y que se caracterizan por circuitos diseñados especialmente para disfrutar del medio ambiente que recorren.


La largada será a las 07:30hs en las calles Vito Dumas y Urquiza (Paseo de la Costa – Vicente López) y Mizuno acompañará a los fanáticos del running a través de su último lanzamiento en el país Wave Sayonara 2, una zapatilla dinámica y reactiva que ofrece una carrera cómoda, fluida y estable, apta para pronadores leves, con una combinación de diferentes tecnologías como solo Mizuno puede ofrecer.

¿Cómo inscribirse?
Todos los interesados podrán inscribirse a través de
Lugar: Vito Dumas y Urquiza (Paseo de la Costa – Vicente López)
Horario de largada: 07:30 hs.
Fechas de inscripción: hasta el martes 27/10

Nuestro enviado especial (?) corrió los 42,195 kms y se llevó la camarita para filmar los momentos mas relevantes.

No se lo pierdan!

La Maratón 42K Arnet Buenos Aires comenzó a las 7.30 hs en Av. Figueroa Alcorta y Monroe y en la que incluyó los lugares más emblemáticos, históricos y simbólicos de la ciudad como el Obelisco, el Cabildo, el Teatro Colón, Plaza de Mayo, los Bosques de Palermo, La Boca, Puerto Madero y la Casa Rosada, entre otras. En esta nueva edición, la maratón superó la marca de  inscriptos de estos últimos años donde en el 2011 tuvo un total de 7.225; en el 2012, 8135, en el 2013, más de 9100 y en el 2014, 10.335.

Largada Maratón Buenos Aires 2015


El podio de esta edición de la Maratón 42k Arnet Buenos Aires estuvo compuesto por:



Categoría caballeros

Primer puesto: Jonathan Chesoo  (KEN) – Tiempo: 02:12:24

Segundo puesto: Julius Wahome (KEN) – Tiempo: 02:12:45

Tercer puesto: Daniel Rono (KEN) – Tiempo: 02:14:09



Categoría damas

Primer puesto: Abeba Gebrene (ETI)  – Tiempo: 02:30:33

Segundo puesto: Beatrice Toroitich (KEN)  – Tiempo: 02:30:35

Tercer  puesto: Rosangela Farias (BRA) – Tiempo: 02:38:40



El podio argentino de esta edición estuvo compuesto por:



Categoría caballeros

Primer puesto: Luis Molina (ARG) – Tiempo: 02:15:23

Segundo puesto: Ulises Sanguinetti (ARG) – Tiempo: 02:20:46

Tercer puesto: Sergio Pecorari (ARG) – Tiempo: 02:33:53


Llegada Luis Molina Maratón Buenos Aires 2015


Categoría damas

Primer puesto: Mariel Agasia (ARG)  – Tiempo: 03:00:44

Segundo puesto: Dalila Dovichi (ARG)  – Tiempo: 03:06:40

Tercer  puesto: Sandra Isabel Fiedrich (ARG) - Tiempo: 03:11:18



Luis Molina obtuvo su clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, superando la marca establecida por la CADA de 2 horas y 16 minutos; Por el lado de las mujeres, la CADA establece un tiempo de 2 horas y 39 minutos.

Podés bajar los resultados completos y ver tu clasificación en este link.



En esta transcendental carrera, que contó con la participación de corredores de 50 países distintos, como Rusia, Etiopia, Bolivia, Kenia, Uruguay, Japón, Brasil, Korea, Perú, Colombia, Argentina, Chile, Estados Unidos, entre otros, registró una participación de corredores de todos los continentes. El promedio general inscripción de hombres fue de un 78% y hubo una participación de mujeres de un 22%. Participaron de esta edición 2015, 26% de corredores extranjeros y 74% de argentinos. Hubo una participación del 22% que no son residentes en el país y un 78% que si residen.



Del porcentaje de extranjeros (26%), hubo una participación del 52% de brasileros, 16% de chilenos, 5,3% de uruguayos.-



En la categoría silla de ruedas, el podio fue el siguiente:



Categoría caballeros

Primer puesto: Alejandro Maldonado – Tiempo: 01:57:07

Segundo puesto: Fernando Castro – Tiempo: 01:57:16

Tercer puesto: Miguel Lezcano – Tiempo: 02:06:12



En la categoría disminuido visual B1, el podio fue el siguiente:



Categoría caballeros

Primer puesto: Martín Kremenchusky  – Tiempo: 03:28:43

Segundo puesto: Miguel Hernán Pereyra – Tiempo: 03:53:39



En la categoría disminuido visual B2/B3, el podio fue el siguiente:



Categoría caballeros



Primer puesto: Jean Carlos Subero – Tiempo: 02:52:18

Segundo puesto: Ernesto Ferreras – Tiempo: 03:54:32

Tercer puesto: Miguel Delgado – Tiempo: 04:07:50



El evento contó con la conducción de Carlos “el Colo” Martinez y Carlos Gustavo Wyszengrad, que alentaron a los corredores antes de la partida. Por otra parte, se realizó una mini-maratón Buenos Aires 2018 recreativa de 3km, donde participaron 300 chicos de 13 a 18 años, con el objetivo de incentivar los valores deportivos entre las futuras generaciones de corredores. Entre los concurrentes, participaron el grupo de atletismo de chicos del Club Atlético María Madre del Pueblo, de la Villa 1-11-14 y Escuela de Ajedez Villa Martelli, entre otros. La línea 102 del Gobierno de la Ciudad, por los Derechos de los niños colaboró con esta carrera.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Follow by Email

Translate