Seguinos
Running Trip es mucho más que una carrera, es una experiencia y tenés que vivirla.
Está pensada para que tengas todo lo que buscás en un sólo lugar: ideamos un viaje con amigos y familia, nos ocupamos de cada detalle para que disfrutes de actividades diurnas y nocturnas, para que corras un trazado diferente en un entorno natural encantador y cierres la jornada con toda la onda en la Running Trip Fest.



En esta primera edición van a viajar a la playa y la ciudad seleccionada es Miramar.
Podrás elegir llegar con los micros de Chevalier exclusivos para corredores con 2 coordinadores que te acompañarán durante toda tu estadía en el Hotel Puerta del Bosque, que será el epicentro del evento.
Pasarás un día de expo donde, no solo retirarás tu kit con muchos regalos, sino que también disfrutarás de ver bandas musicales en vivo, entrevistas a nuestros atletas representantes argentinos , capacitación de RCP guiada por especialistas, homenajes, estudios fotográficos al aire libre, espacio infantil para que puedas llevar a los más pequeños de la familia, disfrutar de una piscina, un atardecer musicalizado por un DJ. Todo esto y mucho más, para que te encuentres con amigos y gente querida, en un ambiente distendido y placentero.
Durante la carrera atravesarás bosques, senderos, médanos y playa. Tendrás la opción de correr los 10K o los 25K.
Todos juntos alentaremos a nuestros atletas con otras capacidades, quienes recorrerán 4K enmarcados en un paisaje increíble.
Luego del esfuerzo, te tentamos a participar de una merecida Clase de Yoga en el Bosque Energético durante la tarde, para que te relajes y te prepares para cerrar tu Running Trip festejando todos tus logros en una noche divertida, en la mejor discoteque de la ciudad. Allí se hará la entrega de premios y muchos sorteos de productos de las marcas que nos acompañan.
Todas las actividades son exclusivas para los inscriptos a Running Trip.

Según ellos mismos dicen:


Se trata mucho más que de correr, Running Trip es la experiencia de practicar el deporte que amás junto a los amigos con los cuales entrenaste todo el año, pasar unos días en un ambiente de deporte, diversión y placer. Es el cierre de año que vos te merecés.

Que tu día de descanso se convierta en el día reservado para el masaje. Tu cuerpo te lo va a agradecer: tu entrenamiento y tu rendimiento van a mejorar.

El masaje te ayuda a no sentir esa pesadez que suele ocasionar desgano para entrenar. Vas a llegar a la largada sin esa mochila de toxinas que impide que exijas tu musculatura al máximo: fresco, vital, agil y elástico.




¿Cuándo realizar el masaje deportivo?


El masaje deportivo es muy importante tanto antes de realizar una actividad (masaje pre-deportivo) como una vez finalizada la misma (post-deportivo). El pre-deportivo se basa en maniobras rápidas y superficiales. Su función es despertar los músculos y prepararlos para el esfuerzo. A diferencia del post-deportivo cuya función es relajar y descongestionar los músculos. Combina masajes lentos y rápidos pero más profundos. Debemos eliminar las toxinas generadas por la actividad física, limpiando el músculo fatigado.

En ambos casos debemos realizar movimientos pasivos de las articulaciones pare evaluar el estado de las mismas.

Muchas veces el post-deportivo toma un papel más protagónico, ya que ayuda a acortarla curación de diversas patologías ocasionadas por la actividad realizada, como contusiones, desgarros, calambres, inflamaciones y esguinces. Pero debemos tener en cuenta que si incorporamos el pre-deportivo como parte del entrenamiento disminuiríamos el riesgo de que estas lesiones deportivas ocurran.

Es vital acompañar el masaje con un entrenamiento supervisado, una alimentación adecuada y un mantenimiento de la salud en general. El masaje debe ser consciente. Debe ser aplicado por personal idóneo que tenga conocimientos básicos de anatomía, fisiología y si es el deportivo, debe conocer además el deporte, los grupos musculares más usados y las lesiones especificas de la actividad.


Desde RunTheWorld recomendamos el trabajo del equipo de IRONHAND que desde hace mas de 20 años atiende a deportistas de todos los niveles ayudándoles a recuperarse y dar lo mejor de cada uno.

Luis Molina es uno de sus visitantes de lujo!





Ventajas del correr en una ciudad donde nos hospeda un viejo amigo.
Domingo, nuestro amigo y anfitrión en Lima sugiere y cocina la siguiente propuesta para la noche previa de la maratón. Como es deportista, médico y especialista en nutrición, ni falta que hizo que le dijera/que él supiera que la noche anterior solo se comen hidratos de carbono con grasas insaturadas, es decir aceite de oliva.
Aceite de oliva extra virgen donde se fríen dos dientes de ajo y el ají o chile o peperonchino, sin venas ni pepas. Cuando esté dorado sacas y botas el ajo y el ají, así te queda el aceite aromatizado listo para recibir dos o tres filetes de anchoas, bien picados a sofreír. Luego es el turno de agregar la cebolla blanca picada, pimiento rojo y verde sin venas ni semillas. Incorporas doce aceitunas picadas. Una cucharadita de orégano seco. Media cucharadita de pimentón, paprika, revolviendo, sofriendo a fuego lento. Se le incorpora un vaso de  125 cc (como las motos) de vino blanco que se irá reduciendo a fuego alto, cuando esté bastante reducido se le incorporan cuatro tomates pelados y cortados en cuadraditos (concasse para los legos) y bajamos el fuego para terminar de reducir. Recién entonces se salpimienta con un pelín de azúcar rubia.  Al final, solo al final, colitas de langostino y perejil fresco picado una vez apagado el fuego.
Luego la pasta –De Cecco lingüine número siete-  12 minutos de cocción, al dente son sólo 10 minutos Amanda, de vuelta al trabajo, no importaba nada... Y la agregas a la salsa.
Aparte la ensalada. Corazones de alcachofa, por ejemplo cuatro corazones de alcachofa o si son más pequeños, pues ocho (la música, la cocina y la matemática se necesitan imperiosamente). Una bandeja de champignones enteros, estas bandejas tienen 200 grs. Tres tomates, sin pelar, crudos, cortados en medias lunas (resultaron grandes, cortes más pequeños entonces). Diez espárragos verdes –trigueros en España- blanqueados y cortados cada 2 cm. Los corazones de alcachofa (suerte de disco de 10 cm de diámetro, nunca los había visto así) cortados en cuartos.  En un wok aparte se fríe una cucharada de ajo picado (se compran en el súper en frascos, ya picados que evitan mis dedos de ajo durante días). Sin que se queme se agregan los champignones cortados en cuartos, se doran, se mueven. Se agrega pisco, un poco. Chispa y flambeado, Oh, My God! Al finalizar los fuegos de artificio, se agregan a la ensalada. Perfecta, todas las vitaminas y colores, verde, rojo y amarillo
La alcachofa tiene efecto depurante, el tomate viene con vitamina C, activa el sistema inmunológico. El esparrago, potasio y fibra. Son todas azucares de absorción rápida que darán energías de utilización para mañana.
La vinagreta de soja y miel. Un medidor pequeño, de barman o cocina, se toman iguales medidas de soja y oliva, otra medida de aceto balsámico que, como no lo encuentra pone vinagre de vino. Y la miel? No hay miel, pues azúcar rubia le dicen aquí al azúcar negra.
Vino  tinto. Lan un Rioja español (nuestro anfitrión es español afincado en Lima hace 18 años), siendo el vino tinto bueno para el corazón, una copa por día siete días a la semana, sube el colesterol bueno; esto por lo tanto es también bueno para la maratón, ¡así que vamos!
Listo para correr la maratón, ya puse el despertador a las 4 am.
Maratón de Lima.
Patrocinada por Movistar, y organizada por Adidas –como parece ser la norma en Latinoamérica- se inicia la maratón de Lima, con tres pruebas de 10, 21 y 42km. Media y Maratón salen juntas. Casi 15000 corredores, apenas un 34% de mujeres son de la partida (en casi todos lados la mitad es la norma, y entre los finisher suele haber mayoría de féminas). Un 10% de extranjeros, y apenas 38 argentinos (a Nueva York van 500)
Lima me impacta por su limpieza, todas sus calles están impecables, extrañamente limpias en todo tipo de barrio. Las plazas parecen campos de golf, los cestos de basura están vacíos. Gente limpia, bella ciudad.
La expomaratón en el Parque Mágico del Agua -entorno de ensueño- es una fiesta. Cuatro food trucks, una palestra, y un gran local de Adidas.  
Por lo que he visto esta es una carrera que no deja de crecer año tras año. Perfecta, organizada al detalle, con muy buenos cortes de calle en una ciudad no demasiado acostumbrada a las maratones (quejosos y vocingleros automovilistas). En todos los puestos de hidratación agua y gatorade, una empleada de limpieza que barre obsesivamente los vasos de cartón descartados, fruta por doquier  y geles. Muchas alfombras de medición de tiempos parcial durante el recorrido. Los vecinos en los últimos 10 km salen a la vereda con su heladerita de camping y convidan vasitos con agua o gatorade, bananas o gajos de mandarina.
Lima está comunicada por grandes avenidas, desde una intersección de ellas salimos en dos prolijas filas los de 42km por un lado con las musculosas naranja, los de la media por la otra con idénticas remeras pero de manga corta para encontrarnos unos minutos después y volvernos a separar tras casi diez km en un bello campo de golf en pleno centro de la ciudad, en el punto de la separación los de 21km temían equivocase y caer en el infinito (pero finito) corredor del doble de distancia, y nosotros tuvimos que –como siempre- afirmar la decisión de correr la distancia total y no la amable mediamaratón. Me asombran en forma reiterada la limpieza de todos los barrios por los que pasamos, lo admirablemente limpias que están sus plazas, y luego vería como los maratonistas se desviaban 30 metros para tirar sus sobres de gel usados en un cesto.
Circuito trabado, idas y vueltas como suele ser todo en esta ciudad. Lima, la zona costera está en una nube. Algunos molestos desniveles y humedad. Calor y humedad.  Buen ritmo inicial, a esto estoy acostumbrado, paso a los pacers de 4:30 – 4:15 y 4:00 horas con sus llamativos globos de helio soñando esta vez dar el esquivo batacazo del tiempo record. Al pasar la media maratón con el grupo de las cuatro horas, unos veinte varones al paso. Una voz de mujer saluda, “vamos, amor!” todos nos damos vuelta y agradecemos sonrientes; el real destinatario se sintió un poco molesto –quizá celoso- con nuestra actitud de faunos y decidió salir corriendo, el problema fue –es- que todos salimos corriendo (¿escapando?) hacia adelante y la mujer quedó sola.
Inevitable 1: repito estoy alucinado con la limpieza de la ciudad, en la vuelta del km 27 aproximadamente, zona de talleres mecánicos las veredas que reciben los autos para reparar, como cualquier zona similar aquí a las pérdidas de aceite que manchan los pisos las limpian, apenas vestigios quedan…  
Inevitable 2: irme quedando sin nafta… voy deteriorándome kilómetro a kilómetro y perdiendo rendimiento. Conozco esta historia. Será hora de apretar los dientes ante la falta de genes adecuados para llegar grácil y satimbanqueante a la llegada. Será reptando, sufriendo, o como sea que llegue al final. Una sola certeza, dolorosa, es que llegaré.
Cerca del final, cuando aún faltaba una enormidad, me espera Cristina ante una avenida donde el desnivel era evidente. Aprovecho para caminar amablemente con ella unos 600 metros, recibir una flor amarilla de regalo (que devuelvo hasta el reencuentro) y nos despedimos. Esto que me encuentre en el momento de mi peor deterioro –donde yo mismo me daba lástima- y aún me ame son cosas que solo el amor logra.
Cualquiera. Grandes o pequeños carteles promocionan obras de teatro. Desde la famosa Diálogos de la vagina, hasta obras en homenaje a los 400 años de la muerte de Shakespeare. “Cualquiera”, parecía ser un cartel indicador de calle pero no, es una obra de teatro inglesa del siglo XV aggiornada en la que el conflicto es cuál es la actitud frente a la visita de la muerte, un exitoso hombre de negocios es visitado por la muerte con quien conviene prolongar su estadía si encuentra a alguien, cualquiera, que hable bien de él. ¿Quien hablaría bien de mi ante un acuerdo con la Parca para que me haga avanzar más rápido?. Esto pasa en el kilómetro 33, la edad de Cristo, donde ante mi extrema lentitud en el transcurrir entre kilómetros me visitan estas extrañas reflexiones.
Lento o rápido, si persistimos en la senda llegaremos. Así, superado hace rato por los pacers de 4:00, 4:15 y 4:30 –con la horrorosa depresión que me sobreviene cuando los siento cerca, me alcanzan y  los veo irse- y también por un entorno femenino; suele pasar al final cuando mi deterioro es evidente, mi ritmo crucero es velocidad de babosa, que las que me superan grácilmente son Ladies, jóvenes o no, hidalgas o no, cholas o blancas (así se definen aquí) me pasan como alambre caído.
Un último esfuerzo –machito al fin- trato de no dejarme pasar por dos bellas jóvenes de piernas largas como flamencos con –también- largas medias de compresión rayadas roja, negra y blanca con un anillo dorado. Las jóvenes debían avanzar, como sea, para no ser detectadas por las víboras de coral que, nerviosas, las miraban sospechando lo peor. Horacio Quiroga también estuvo por aquí. Yo, más cansado que las flamencos, también fui superado por ellas en el kilometro del final.
Ventajas del raleo de corredores del final. En los últimos metros, frente al arco de llegada el locutor oficial habla de mí, “se está acercando el atleta número 623, Fer: adelante!”
Saludo emocionado y algo lloriqueante -como siempre- ante el final del recorrido.




La 16ª edición de la Media Maratón de la Ciudad de Rosario recibió en 2016 a más de 8.000 corredores y ratificó la plaza como una cita ineludible del calendario del running nacional. Una vez más, adidas le dio un espacio preferencial a la mujer, a través de sus Energy Sessions. 
A los pies del Monumento Nacional a la Bandera, los conductores Natalia Franzoni, Pollo Álvarez y Ronnie Arias, le imprimieron toda su energía a la bienvenida a los runners, la tradicional entrada en calor y la siempre explosiva largada. Además de la media maratón, se corrió también una distancia integradora de 5K, lo que plagó a la pista de energía, música, corredores y seguidores del atletismo. Marcelo Alejandro Fabricius fue el primero en atravesar la meta de los 21K con un tiempo de 1hs05´:27”; y en la categría mujeres, lo hizo Rosa Godoy con un tiempo de 1hs 17´:00”. 

El circuito de la Media Maratón Ciudad de Rosario fue medido y certificado por la Asociación Rosarina de Atletismo según reglas IAAF / AIMS, midiendo 21,097 Km. Esta prueba fue señalizada con carteles indicadores de kilometraje cada 1KM. 

Cliqueá para ver TODOS LOS RESULTADOS OFICIALES 

Categoría Convencional Masculina 
Marcelo Alejandro Fabricius: 1hs05´:27” 
Julius Rono: 1hs:05´:53” 
Andrés Zamora: 1hs:06´:00” 

Categoría Convencional Femenina 
Rosa Godoy: 1hs 17´:00” 
Sandra Amarillo: 1hs17´:13” 
Sofía Luna 1hs17´:49” 

Ganadores 5K 
Categoría General Masculina 
Natalio Ema Pensa: 16´57 
Brian Ruben Burgos: 16'59 
Dante Leonel Mansilla: 17´09 

Categoría General Femenina 
María Luz Tesuri: 19´22¨ 
Laura Kyte: 20¨39 
Dana lesa: 21'01
Este domingo 15 de mayo a las 8hs se correrá la 16ª edición de la Media Maratón Ciudad de Rosario. La largada estará ubicada en Av. Belgrano y Córdoba - frente al Monumento Nacional de la Bandera; y, al igual que en ediciones anteriores, contará con un recorrido participativo de 5K.
 
 
 
El viernes 13 y sábado 14 de mayo entre las 10 a 20hs en Parque Nacional a la Bandera, se realizará la expomaratón, donde los participantes podrán retirar su kit de corredor compuesto por un chip, número de corredor y remera que será utilizada durante la carrera.
 
Entre las distintas actividades que adidas ofrece en la expomaratón, los corredores podrán conocer los productos y tecnologías de adidas, personalizar su remera y pulsera con tiempos, y programar sus redes sociales para tener un seguimiento en vivo de su carrera. Durante el sábado por la tarde, las mujeres podrán formar parte de una clase especial de stretching.

A 5 días del viaje tan esperado, podría escribir mil páginas contando todo lo que vivimos desde que dijimos "vamos a hacerlo". Y acá estoy, sentada, pensando cómo resumir una experiencia tan soñada, tan esperada, y que pinta tan difícil.
Un día, buscando "carreras raras" en internet, descubrí que en la Muralla China se corre una maratón. Así se me fue metiendo la idea en la cabeza... Y empecé a contagiarle mi entusiasmo a Walter. Me volví monotemática. Walter me escuchó soñando despierta y se sumó. Averiguamos precios, sacamos cuentas, y ya estaba... Ya estábamos embarcados en este viaje, que parecía tan lejano, y ya está a un paso.
Son 42 km 195 metros, más de 5 mil escalones... Las fotos y videos muestran a los corredores caminando "en cuatro patas", cuando las piernas ya no responden. Los que ya fueron hablan de mucha humedad, calor, cansancio, dolores... Lo pienso y se me pone la piel de gallina.
Todavía me acuerdo el día que fui a decirle a Diego Santoro, nuestro entrenador, que quería que me preparara para esto. Empecé con el entrenamiento a principios de enero... En esos días en que la mayoría de los porteños están de vacaciones o metidos en la pileta. Yo no, yo estaba corriendo. Salía a esos horarios en que el sol parece quemarte viva, pensando "todo sea por China".
Corría lento, transpiraba muchísimo, me costaba respirar. Pero seguía. Y así pasó lo más crudo del verano. También tocaron días de mucha humedad, de lluvia, con viento, de frío, o días en los que no había dormido casi nada (menos que lo habitual, que son cinco horas... como mucho). Eso hizo que correr costara más y que varias veces me replanteara para qué me había metido en esto.
Pero esa locura que impregna esta experiencia también hizo que, al final de esos entrenamientos que costaron bastante, se me cayeran lágrimas de emoción porque lo había logrado.



Con tanto correr y tantos fondos, a los que no estaba acostumbrada, también llegaron los dolores. Viejas tendinitis que cobraron vida, nuevas que aparecieron, visitas semanales al podólogo por mis uñas encarnadas, citas obligadas con la kinesióloga (a la que ya considero mi amiga) y nuevas plantillas para acompañar el andar de mis pies planos. Hay muchas cosas que nadie vio ni conoce… Sólo mi entorno que en estos meses se bancó mis charlas sobre la maratón de la Muralla, mis entrenamientos y todas las situaciones accesorias.
Creo que ya casi todos saben que me voy a China. Hablo mucho de eso. Hablo TODO el tiempo de eso. Como cuando fui a correr mi primera maratón, o la segunda sin haberme entrenado o la tercera, que la hice con faringitis. Hago “la previa” contándole al mundo en qué ando… es una forma de palpitar la aventura que se viene.
Hasta tomamos clases de chino. Yo aprendí poco y nada... Venía bien hasta que me desenamoré del idioma y ahora sólo entiendo algunas pocas cosas. Por suerte va conmigo mi amor, mi compañero y traductor: Walter la tiene bastante clara.
Cada entrenamiento tuvo su anécdota. Al final de cada día me sacaba una selfie y la subía a Facebook. Cada foto tiene su historia, su trasfondo. Cada retrato era más que una cara... Era estar un pasito más cerca del sueño.
Ahora todo es ansiedad, nervios, alegría, miedo, emoción. Hace días que vengo moqueando de solo imaginarme "ahí". No quiero pensar mucho. No me imagino cómo voy a hacer para recorrer semejante distancia, tantos escalones, con calor y humedad, y con toda esta mochila de sensaciones.
Llevo en mi corazón la cara de mis papás, testigos de mi día a día, gestores de esta mujer que escribe. Ellos me enseñaron a soñar y a luchar por hacer esos sueños realidad. Además sé que van a estar rezando por nosotros, a tantos km de distancia.
Y allá voy... A llegar. A lograrlo. Con mi compañero de vida, mi mochila de hidratación, mis zapatillas con la que hemos corrido tantos km, con mi bandera del Rojo, en la que agradezco a Dios por eso… ¿Qué es "eso"? Soñar, correr, lograrlo, seguir soñando y corriendo.
Amo correr. Me hace tan feliz... Me dio tantas satisfacciones. Me hizo llorar tantas veces de felicidad.

Que Dios me ayude en este nuevo desafío. Allá voy, de la mano de Walter, como en cada carrera, a cruzar la línea de llegada.

Con el objetivo de continuar innovando, Nike lanza las nuevas calzas Power Speed. Las mismas buscan ayudar al atleta en el movimiento lineal al correr y permiten mantener estables los músculos involucrados al realizar esta actividad.
Teniendo en cuenta las necesidades de los corredores, los diseñadores utilizaron un corte delgado para maximizar la compresión proporcionada por un tejido Dri-Fit ligero de alto elastano y permitir un amplio estiramiento y retracción para adaptarse suavemente al paso del atleta.


Esta novedosa pieza aumenta notablemente la compresión a lo largo de la cadera, el muslo, la pantorrilla y el tendón de Aquiles, incrementando el control muscular. Estas zonas de compresión se acentúan por las líneas gráficas serigrafiadas; que inspiradas por el flujo de una pista, mejoran visualmente la belleza natural del atleta en movimiento.
Las calzas incorporan, además, un cordón en la cintura para un ajuste personalizado; detalles reflectantes para condiciones de poca luz; y cierres en los tobillos para colocar y sacar fácilmente. Por último, poseen un bolsillo forrado para los teléfonos o llaves detrás de la cadera para los hombres, y en el centro de la espalda para la mujer.
Desde entrenamientos de velocidad hasta los de distancias, las calzas Nike Power Speed proporcionan un apoyo adaptado al rendimiento. Accedé a Nike.com para descubrir más información acerca de las calzas Nike de entrenamiento para hombres y mujeres, visitar la colección de calzas Nike y acceder a su compra.
 
Nike Power Speed estará disponible en todos los Nike Stores del país y en Nike.com
OMEGA, la firma Cronometradora Oficial de los Juegos Olímpicos Rio 2016, se complace en presentar su residencia exclusiva y club sólo para miembros, para los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.



El concepto OMEGA House se lanzó por primera vez hace cuatro años, en Londres, y, tras su enorme éxito, ha sido reimaginado para el gran acontecimiento de Brasil. Este año, OMEGA House estará situada dentro de la Casa de Cultura Laura Alvim, en la playa de Ipanema.



Durante el prestigioso espectáculo deportivo, el lugar se transformará en un moderno espacio lleno de luz, donde los invitados podrán disfrutar la atmósfera de los Juegos Olímpicos con un estilo realmente único. Con vistas a la arena y las palmeras, el interior se creará alrededor de los pilares de la firma OMEGA. Esto significa que los huéspedes podrán estar en habitaciones temáticas: el cronometraje deportivo, la exploración espacial, el legado oceánico, los relojes femeninos y la innovación en relojería.


La OMEGA House permanecerá abierta cada día de los Juegos Olímpicos, entre las 11 de la mañana y la 1 de la madrugada, del 7 al 21 de agosto de 2016. Operará como una residencia privada, sólo por invitación, para miembros selectos y otros invitados, vips y atletas. Varios embajadores OMEGA estarán también allí, incluidos algunos de los que competirán en sus respectivos deportes. 

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Follow by Email

Translate