Seguinos

Runners Viajeros: El Origen 2018 (por Seba Solimo)



By  Pablo Di Corrado     17:17    Etiquetas:,,, 
Se disputaría en Portillo, Chile y Aconcagua, Argentina los días 1,2 y 3 de marzo de 2018. Llegar al centro de Sky Portillo, epicentro de la carrera, con sus grandes hoteles, lodges y sectores de carpas, suponía toda una aventura sensorial extraordinaria para todos, pero sobre todo para aquellos corredores de “ciudad” como yo, que no tenemos acostumbrada la vista a la majestuosidad e inmensidad de las montañas y paisajes tan abiertos como los de la Cordillera de los Andes.


El día 28 de febrero se realizó la entrega de kits en unos de los tantos salones que dispone el hotel Portillo, salvo algún que otro retraso originado por los sistemas, que a veces juegan una mala pasada y algún que otro retraso por temas aduaneros, todo se desarrolló con normalidad, con una calma extraña ya que la ansiedad en todos los corredores era evidente. Se podía respirar en todos y cada uno de los rincones del complejo adrenalina deportiva, ansiedad contenida, ganas contenidas en todos y cada uno de los rostros de las personas que transitaban por el lobby, las confiterías, bares y distintos sectores del hotel. Era evidente que algo importante se estaba gestando, la geografía del lugar presagiaba una experiencia única, una inmensa laguna color turquesa llamada “Laguna del Inca” era el marco que podía apreciarse todo el tiempo con solo mirar por las ventanas, esta laguna enmarcada por enormes montañas con sus picos nevados hacía el marco ideal para la gran aventura que estaríamos próximos a vivir.
La tarde noche previa a la carrera fue la charla técnica, dónde nos contaron las dificultades con las que nos encontraríamos al día siguiente, dónde estarían los puestos de hidratación, de que deberíamos cuidarnos, qué elementos eran obligatorios llevan en la mochila, y demás detalles para que no haya inconveniente alguno y nos dediquemos a correr y disfrutar. Un imprescindible fue: “lleven para tomar fotos”. Y no se equivocaron.


Día 1 de carrera, el más largo de los 3, serían unos 37kms con subida al Penitentes, según planificábamos serían alrededor de 7 u 8 horas de competencia.
Salimos temprano hacia los transfers que nos llevarían al Parque  Aconcagua, laguna Los Horcones, el punto de partida. La emoción era incontenible. Al fin, horas y horas de entrenamiento, de subidas a toda escalera que se nos cruzase durante el año previo y  cuestas para ir aclimatando y acostumbrando las piernas, iban a cobrar sentido en competencia.
Llegamos al Parque Aconcagua un ratito antes de las 9 y a los pocos minutos ya partimos. Ese día desde Horcones hasta Penitentes pasando por el Puente del Inca, transitando por senderos de mulas entre piedras y tierra, por momentos con precipicios enormes, cruzando cursos de agua que bajan de las montañas, todo bajo un impecable cielo mendocino que mas celeste no podía ser, era todo mágico, todo funcionaba perfecto, el clima, los paisajes, la naturaleza, todo conjugado para hacer una experiencia única. A eso de las 17 horas se terminaba la jornada deportiva para quién escribe, fue todo un desafío correr y caminar por las montañas y alimentarse e hidratarse todo el tiempo. El cuerpo y la resistencia física y mental son puestos a prueba todo el tiempo. Una vez terminado este primer día, volvimos al hotel a comer, por suerte la organización dispuso que el almuerzo fuese hasta las 18 horas, pero muchos de tan cansados ni hambre teníamos, pero si estábamos todos emocionados por haber pasado con éxito la 1er jornada, que era la más dura.


Los días 2 y 3 fueron muy parecidos en intensidad aunque algo más técnicos, fueron 17 y 22 kms respectivamente, para cerrar unos 76 kms totales, en los que no faltó nada, desde el cruce de un río muy caudaloso para lo cual había que ir con una soga, con temperaturas del agua bajo cero, hasta descensos de montañas super rápidas y muy divertidas por lo vertiginosas. Pura aventura en su máxima expresión. Subida al Cristo Redentor de las cuevas, a casi 3900 msnm y bajadas abruptas muy técnicas denominadas “acarreos” es lo más parecido a esquiar sobre tierra, piedras y arenillas en las laderas de las montañas y claro está, sin skys, a puro talón y bastonazos para frenar los descensos.
Por último la carrera terminaría con una jornada digna de admiración, subir desde la base en el parque nacional Juncal, base de la famosa ruta “los caracoles” a través de toda la traza abandona del tren trasandino, obra de ingeniería si las había, una verdadera obra de arte de la ingeniería moderna totalmente abandonada causaba cierta nostalgia en el alma. Tuvimos que atravesar más de 10 túneles de distintos largos, algunos de ellos muy oscuros por lo que las linternas eran clave, dónde supo pasar el tren que unía Argentina con Chile allá lejos y hace tiempo.


El Origen 2018 no fue una carrera de trail mas, fue una carrera única. No faltó nada y no falló nada. La geografía, la organización, el hotel, las comidas, los transfers, los colaboradores, los corredores, la camaradería, las montañas, los ríos, los puentes, todo pero todo de verdad se conjugó para hacer de la edición 2018 una de las más maravillosas experiencias deportivas para los que participamos de ella.
De más está decir que la edición 2019 nos tendrá por ahí…

Por Sebastián Solimo

About Pablo Di Corrado

Soy Diseñador Gráfico de la UBA y corredor amateur desde 2008. Maratonista desde Buenos Aires 2011. Me enamoré de la distancia y sueño con recorrer el mundo de maratón en maratón. Mi primer gran objetivo es correr las 6 World Marathon Majors. En 2016 entré por sorteo y corrí el Maratón de New York, en 2017 tuve la misma suerte para el Maratón de Berlín donde clasifiqué con mi tiempo para correr en 2018 en Chicago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario


Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Follow by Email

Translate